Convierte tu sofá en un asiento “interactivo”

Artículo publicado en , hace 9 años

Hace tiempo os hablábamos de D-Box, una gama de sillones interactivos que -conectados a un reproductor compatible- ofrecían movimientos y golpes acordes con la acción de la película que estábamos viendo. Pero el invento, al ser horriblemente caro quedaba al alcance de muy pocos.

Y ahí es donde llega ButtKicker, un aparatejo que se instala bajo nuestro sofá, y que -conectado de forma inalámbrica a nuestro receptor de audio- transmite “sacudidas” cuando detecta bajas frecuencias. El bicho cuesta “sólo” 400 euros y se puede adquirir a través de Amazon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *