Se dispara la venta de grabadores BD domésticos en Japón

Artículo publicado en , hace 12 años

Siempre se ha dicho que el mercado japonés poco tiene que ver con el europeo o americano, y lo cierto es que en el caso del Blu-Ray también se aplica esta máxima.

Según publicaba el lunes PC World, el país del sol naciente está adoptando rápidamente el BD, pero no por el lado de los reproductores domésticos estándar, sino por el de los videograbadores BD.

Según las últimos datos ofrecidos por la industria, el número de grabadores alcanzó la nada despreciable cifra de 122.000 unidades el pasado mes de junio, frente a las 82.000 unidades despachadas en el mes de mayo.

Este incremento se explica por 3 razones fundamentales: la paga extra de julio que reciben la mayoría de japoneses, la inminente llegada de las olimpiadas de Beijing y sobretodo que se ha liberalizado el mercado de las grabaciones de TV en formato digital. Ahora ya no hay tantas limitaciones de copyright a la hora de grabar contenidos televisivos, gracias al sistema «Dubbing 10», que permite grabar un programa de la tele y copiarlo varias veces en un disco.

El grabador más económico que pueden adquirir los afortunados japoneses y con mayor disponibilidad es el Sony BDZ-T50, que integra un disco duro de 250 GB, suficiente para almacenar unas 50 horas de HDTV y del que se puede volcar a BD los contenidos televisivos. Su precio está en torno a los 600 euros.

Cabe destacar que en Japón (Playstation 3 aparte) no se ha comercializado todavía ningún reproductor Blu-Ray doméstico, por lo que resulta lógico que muchos consumidores se hayan lanzado directamente a por estos grabadores.

Si estas cifras siguen en aumento será una buena noticia para todos, porque en Japón hay fábricas muy importanes de BD-R que posiblimente abaratarían los precios de los consumibles si aumentara la demanda de forma proporcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.