Entrevista a Michael Emerson (Ben Linus de Lost)

Artículo publicado en , , , hace 7 años

Con el motivo del lanzamiento del pack de Perdidos (Lost) con la serie completa, tanto en DVD como en Blu-ray, os colgamos una entrevista a Michael Emerson, el enigmático Benjamin Linus en la serie, en la que nos cuenta interesantes detalles sobre la producción. No os la perdáis.

A los lectores de 1080b.com, os recordamos que el pack completo en Blu-ray incluye 38 discos en total, además del juego Senet (tal y como aparece en la última temporada), una reproducción del mapa de la isla de Perdidos, una guía exclusiva de todos y cada uno de los episodios de las seis temporadas, y más de 30 horas de material extra de las temporadas 1 a 6.

¿Cuál es tu mejor recuerdo de Lost?

No tengo un recuerdo favorito, tengo muchos. Para empezar, uno de los días más apasionantes fue la estrangulación de John Locke. Ese pasaje fue impactante, y nos pasamos un día entero para rodar la escena. Ese día en el set de rodaje había un gran ambiente de tranquilidad y concentración. Era como si todos supieran que estábamos rodando una de las escenas más importantes de Lost. Terry le dio una  interpretación tan oscura e inquietante que me puso los pelos de punta. Como artífice y como actor, no olvidaré aquél día. Estabamos haciendo magia.

¿Cuánto vas a echar de menos la serie?

Voy a echarla muchísimo de menos. ¿Cuándo habrá un papel más apetecible de interpretar que Benjamin Linus? Tenía escenas de peligrosa intimidad, además de escenas de acción, y me dejaban jugar con pistolas, montar a caballo, caer en agujeros… Fue una experiencia mágica y es algo que no olvidaré. Me apena que haya terminado, pero ahora tenemos un magnífico trabajo que podemos volver a repasar en vídeo.

¿Cómo fue volver a Hawaii para rodar la temporada 6 después de llevarte un Emmy por la temporada 5? ¿Te cambió en algo?

No, no cambió nada. Para ser sincero, intentas olvidarte de todos los premios y la notoriedad. No se traducen en una forma diferente de trabajar. Todos fueron muy amables y me felicitaron cuando volví de Los Ángeles, pero se olvidó pronto. Es lo que tocaba.

¿Tenías idea de cómo acabaría la serie cuando empezaste a rodar la temporada 6?

No tenía la menor idea. Pensaba que me vería venir algo, que el camino hacia el final se despejaría conforme comenzáramos a rodar, pero fue al contrario. El final de la sexta fue más difícil de anticipar que el de la quinta.

¿Cómo querías que acabar Lost para Benjamin Linus?

No tenía un deseo específico, excepto que sobreviviera hasta el final. Es todo lo que quería. Quería estar ahí para rodar el “finale” con el resto del reparto, y afortunadamente, mi sueño se hizo realidad.

¿Qué opinión te merece Benjamin Linus?

Benjamin Linus es un interrogante. Creo que los guionistas quisieron mantenerlo moralmente ambiguo pero interesante, para que irritara e interesara a la audiencia por igual. Los escritores fueron muy inteligentes con Benjamin. Mantener ese equilibrio durante cinco años era algo complicado. Es un período bastante largo para que la gente no sepa de qué va. En ese aspecto siempre he pensado que [Ben] es fascinante.

¿Qué similitudes tienes con el personaje que has interpretado durante 6 años?

No soy muy manipilador en la vida real, y ni siquiera sé mentir. Miento fatal, y no se me da bien manipular, así que es divertido interpretar a alguien que se las apaña con eso. Puede soltar la afirmación más esperpéntica y mantener la seriedad en el rostro. Yo jamás podría hacer algo así.

¿Qué fue lo más horrible que tuvo que hacer Benjamin en Lost?

Lo más impactante que tuve que interpretar fue la masacre de la iniciativa Dharma. Los productores lo pintaron todavía peor en post-producción de lo que lo habíamos rodado. Cuando lo rodamos, yo no soltaba gas venenoso en la furgoneta ni veía morir a mi padre ante mis ojos. Cuando vi eso, pensé “wow, esto es duro”… me chocó un poco.

¿Alguna vez estuviste en desacuerdo con algo de lo que los guionistas planearon para Benjamin?

Jamás iría a quejarme a los guionistas. Simplemente asumí que todo pasaba por algún motivo. Sé que suena un poco alocado, pero Ben ha dicho cosas muy frías. Solía pensar “¿Cómo va a salir airoso de una frase como esa?”… Pero Ben estaba ahí también para entretener. Era más importante tener un monento impactante que ser siempre un personaje con lógica.

¿Llegaste a saber lo que le esperaba a tu personaje?

Me conformaba si me daban el guión en mano antes de que la cámara comenzara a rodar. No era como si cada semana nos reuniéramos para repasar la historia. Nunca supimos lo que iba a pasar en la serie.

¿Los actores exponían teorías de cómo iba a terminar?

Todo el mundo lo hacía. Todos daban sus impresiones, pero no teníamos idea de si estábamos en lo cierto o no. Nuestras teorías además nunca fueron tan elaboradas como las de los fans en Internet. Dejé de pensar en teorías al final de la serie porque siempre me equivocaba. No obstante, si te sentabas al lado de Jorge García (Hugo Reyes), inevitablemente empezabas a pensar cosas, porque a él le encantaba hablar de ello. El era el que más atención prestaba a lo que se hablaba en Internet. Solía mantenerme al tanto de cuáles eran las teorías más habladas.

¿Cómo de intesivas fueron tus jornadas de trabajo para la temporada 6?

La planificación para cada temporada de Lost siempre fue bastante fragmentada. Igual tenía diez días seguidos de trabajo sin descanso, y luego no me necesitaban en dos o tres semanas. Entonces aprovechaba para ir a tierra firma a pasar tiempo con mi mujer. Luego volvía a Hawaii con grandes lagunas en el argumento, por no haber estado en esas partes del rodaje.

¿Era frustrante estar tres semanas sin enterarte del argumento?

No me preocupaba porque me mantenía ocupado en otras cosas. Procuraba regresar a la vida que tenía antes de Lost. Jamás llamaba a Hawaii para averiguar lo que se estaba rodando. Simplemente me centraba en mi vida en casa. Es divertido porque a veces llegaba a estar muy desconectado de la serie. Algunos actores invitados llegaban, rodaban y se iban antes de que yo hubiera regresado.

¿Cuál era el mayor desafío de trabajar en Lost?

Los desafíos físicos eran lo más duro de Lost. Correr por la jungla de noche puede ser bastante severo con tu cuerpo. Es bastante desagradable si estás seco, pero siempre se las apañaban para que en la escena estuviera lloviendo. Es medianoche y vas corriendo por ahí con raíces y hojas resbaladizas. Parecía que siempre había un tobillo roto esperandome en la jungla.

¿Disfrutaste alguno de los desafíos físicos?

Es divertido estar en un show de acción y correro por la jungla, pero es duro. Pensaba que había llegado a una edad donde no volvería a hacer escenas de peleas, pero entonces me metí en Lost y eso es precisamente la mitad de lo que Benjamin hace durante todo el tiempo. Aún así me gustaba. Me divertí montando a caballo, peleando y disparando. No sueles hacer cosas así todos los días.

¿Cuál fue tu acrobacia más difícil?

La parte a caballo fue algo complicada para mi. Hay un episodio en el que Ben se despierta en el Sahara y unos beduinos o bereberes le persiguen con armas. Van montados a lomos de caballos árabes, pero esos caballos son muy nerviosos. Había disparos y los caballos se volvían locos, y entonces me dicen que tengo que disparar a uno de ellos, tomar su caballo y montarlo mientras sujeto el rifle con la otra mano. Era imposible. No podía aupar mi viejo y cansado cuerpo sobre ese caballo. Además, al caballo no le daba la gana de estarse quieto. Cada vez que sonaban los rifles, se escapaban los caballos y alguien tenía que ir a por ellos. Fue un día agotador.

Da la impresión de que tu personaje era extenuante a veces

Cada día era extenuante por la repetición. Incluso si estás en una silla manteniendo el gesto, tienes que lidiar con la tensión de tu cuerpo. En un día duro, estás corriendo, peleando, enfrentando, disparando, y eso sí era desafiante para mi. No me sentía más joven por ello, y no importaba cuán cuidadoso fuera, al final del día sentía como se me hubieran dado una paliza.

¿Llegaste a herirte en el set de rodaje?

Sí, pero nada de importancia. Te tuerces un tobillo y te lo vendas. Te pillas la piel de la mano con una pistola. Te magullas las costillas o te das un coscorrón con un tronco. Viene con el paisaje. Sin mayor trascendencia.

¿Qué es lo siguiente para ti?

Estoy repasando ofertas, pero todavía no he firmado nada. Lo primero que voy a hacer es volver a la primera temporada de Lost y ver todos los DVDs de nuevo. Quería repasar todas las temporadas antes de que se emitiera la sexta, pero no tuve tiempo, así que ahora voy a ver la serie entera desde el principio. Creo que será una gran experencia verla con otros ojos. Va a ser divertido revivir la experiencia completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *