Blu-Ray, ¿mejor que ir al cine?

Artículo publicado en , , hace 12 años

Según Rob Cohen, el director de «La momia: La tumba del emperador Dragón«, estrenada en salas de nuestro país hace apenas una semana, la versión en Blu-Ray de la película será técnicamente superior a la versión cinematográfica.

Para ello, se realizarán ajustes y mejoras a las pistas de sonido y a la imagen, a partir de la copia digital, creando un aspecto visual más contorneado (definido), optimizando los efectos visuales y mejorando el contraste, así como añadiendo componentes sonoros adicionales para la versión doméstica.

Evidentemente, esto no implica que vaya a verse mejor en casa… Al fin y al cabo, nada sustituye una pantalla de 15 metros de ancho y la sensación de un cine, pero lo cierto es que la idea de optimizar mejor las transferencias a DVD y Blu-Ray nos parece de lo más acertada, ya que muchas veces el resultado de las copias domésticas no siempre cubre las expectativas de calidad audiovisual.

Parece que ya quedó muy atrás la eterna discusión de si el director tiene derecho a alterar la versión cinematográfica, añadiendo, mejorando o suprimiendo elementos al estilo George Lucas, y hoy en día casi todos los productos de ocio están sujetos a revisiones y «versiones 2.0», ya sean videojuegos, obras literarias o películas.

1 comentario en “Blu-Ray, ¿mejor que ir al cine?

  1. Alex

    Una versión 2.0 para soportes domésticos sería bienvenida… si la versión 1.0 fuese igual de accesible. ¿Va a estarlo el montaje estrenado en salas, sin modificaciones en la pista de sonido o video?

    De acuerdo en que puede que los cambios sean para mejor, como parece este caso, pero dar ese margen a las distribuidoras las emplaza a que más adelante y en otros títulos, dichos cambios sean más del tipo de Lucas 2.0, y sin la costumbre adquirida de dar acceso a los contenidos originales, puede suponer un problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.