¿Grano cinematográfico en Blu-ray? Sí, gracias.

Artículo publicado en , , , , hace 9 años

La presencia de grano cinematográfico, ya sea en clásicos o en estrenos recientes, es uno de esos temas de discusión que, como amante del cine y la fotografía tradicional, me enfrentan constantemente con los recién llegados al mundo de la alta definición:

“Se ve mal”. “Se ve con grano”. “La imagen no está definida”. “Me esperaba más para ser un Blu-ray”. “Las películas antiguas no lucen tan bien en HD”. “En el DVD no había esa cantidad de grano”. “Se supone que se tiene que ver perfecto”.

Todas estas falacias requieren un desmentido tajante, pues si hay un formato que sirve para trasladar, mejorar, recuperar y conservar el patromonio fílmico, ese es el Blu-ray (siempre y cuando se hagan las cosas como se tienen que hacer).

Para ello, os invito a todos a leer este ligero ensayo sobre el respeto por la voluntad del autor y la comprensión de su obra como un todo, en el que la preservación de la forma (sea tosca o refinada) es tan valiosa como su contenido.

A ello me animan el éxito de campañas de conocimiento como la que impulsó la implantación del formato panorámico en el DVD diez años atrás, y -recientemente- las declaraciones del director de fotografía de Minority Report en las que defiende la conservación de la textura granulada del film de Spielberg (podéis leer dichas declaraciones al final del artículo).

¿Por qué molesta el grano?

El rechazo al grano cinematográfico proviene de asociar (erróneamente) un nuevo formato de gran resolución (el Blu-ray) a un tipo de imagen necesariamente cristalina, sobre la muy equivocada premisa de que cualquier film masterizado en alta definición debe mostrar una fotografía contrastada, de bordes definidos, colores vivos y sin impurezas.

En ese sentido, películas de animación como las de Pixar se ajustan perfectamente a las expectativas de un “novato” del Blu-ray, puesto que son codificadas a partir de una fuente no fotoquímica (gráficos generados por ordenador) y por lo tanto ofrecen una imagen extremadamente perfilada y colorista, que suele provocar ese efecto de asombro que busca quien espera amortizar su equipo de alta definición. “Parece que se vea en 3D!!!”.

En la imagen superior podéis ver un fotograma extraído del Blu-ray de UP, que tiene una calidad y colorido de quitar el hipo.

Esta es la ampliación del fragmento bordeado en rojo. Prácticamente no se produce pérdida, ni se aprecian artefactos, ruido, o grano en ningún tipo de visualizador. El BD proyectado en una pantalla de dos metros de ancho luce fantástico. En movimiento y con sonido aún es más impresionate.

Desde luego, vincular Blu-ray a imagen perfecta parte de una premisa lógica contra la que resulta difícil luchar por su aparente solidez:

“Si he invertido mi dinero en una pantalla plana de gran tamaño quiero que la imagen sea lo más limpia posible, lo más parecida a una ventana abierta al mundo”. “No sólo quiero que se vea a una gran resolución (1920 píxeles de ancho x 1080 píxeles de alto). Quiero fotorrealismo. Quiero que todas las películas se vean como UP, o Gamer.”.

Como veremos a continuación, este planteamiento es inválido porque desprecia una obra de arte por la textura de su lienzo, obviando los elementos de imprimación disponibles en la época que fue concebida o -lo más importante de todo- el deseo expreso del autor por conferirle un determinado aspecto o usar un determinado material en lugar de otro.

Pero no es mi intención forzar el gusto por una imagen rugosa y granulada a quienes buscan la perfección visual, sino explicar por qué el grano cinematográfico no es sinónimo de baja calidad visual, sino de todo lo contrario. Para ello, primero debemos comprender de donde procede y por qué hoy es más evidente con el formato Blu-ray que hace unos años con la llegada del DVD Vídeo.

El grano. ¿Qué es? ¿Por qué está ahí?

El término “grano cinematográfico” es usado generalmente para describir de forma incorrecta las “partículas fundamentales” en una fotografía química (en contraposición a una fotografía digital). Las “partículas fundamentales” son las partículas más pequeñas que componen la imagen.

En realidad el grano es un patrón repetitivo de un orden de magnitud mayor que dichas partículas, y por lo tanto no es el elemento que da forma a la imagen (como muchos creen). El patrón de ruido sobreimpreso en la imagen (grano) tiende a oscurecer o ensombrecer el detalle de la imagen, provocando ese efecto de imagen “sucia” que tanto destestan algunos.

En la foto: La misma imagen, con grano y sin él. La parte interior utiliza un filtro DNR para eliminar el grano, sacrificando toda la textura original de la fotografía. El trueque puede parecer conveniente pero no lo es. Desaparece el grano, pero con él también se va parte de la información visual, restándole viveza y apagando las facciones del rostro. En movimiento esto es mucho más evidente.

El grano influye en la definición de una película actuando como un patrón de ruido regular (información visual no requerida), disminuyendo nuestra habilidad para distinguir detalles. Generalmente, la observación del grano cinematográfico requiere la ampliación de una zona de la imagen o el uso de herramientas como la lupa, o -como vemos hoy en día- la proyección en pantallas de gran tamaño y una fuente de reproducción capaz de mostrar el material original sin alteraciones.

¿De qué depende pues que una escena muestre un patrón de ruido visible a simple vista o no? Pues básicamente de la exposición y el tipo de película utilizada. Hoy en día suele ser una decisión artística del director de fotografía, mientras que en el pasado en muchos casos se trataba de una limitación técnica.

En la fotografía superior, procedente de la edición remasterizada digitalmente de El mago de Oz, podemos apreciar como un sublime trabajo de restauración en el laboratorio ha devuelto a la vida el rostro de Judy Garland, en el que se aprecia un evidente efecto de granulado, algo que jamás habrá podido ver nadie en las emisiones televisivas ni en el DVD, ni las emisiones por cable, porque sencillamente no tenían capacidad suficiente para transmitir esa cantidad de información visual.

Como nadie recuerda esa textura, es cuando se llega a una conclusión absurda.

“El Blu-ray se ve con grano”. MEEEEEC !!! Error. Lo que sucede es que no lo habías visto antes porque…

1) El DVD no tiene resolución suficiente (tamaño) ni capacidad (codec MPEG-2) para mostrar el grano a no ser que este sea muy evidente (grueso).
2) La fotografía del film original (como en el caso del El mago de Oz) se había degradado y requería una restauración para recuperar su textura original.
3) El Blu-ray es capaz de mostrar pixel a pixel lo que hay en el máster original. Es decir, que si en el master hay grano, pues se ve grano.

Pero ¿Por qué aparece el “dichoso” grano?

Una propiedad muy importante de la película cinematográfica es su “velocidad”, determinada por las ASA (rango de sensibilidad de la película a la luz). La velocidad determina el rango de condiciones lumínicas bajo las que la película puede ser filmada, y está relacionada con la granulosidad y el contraste, lo cual determina totalmente el aspecto final de la imagen. El fabricante de película normalmente facilita al venderla un índice de exposición que es igual a las ASA a las que recomienda que se exponga. Sin embargo, factores como un revelado forzado o no estándar, compensaciones por el uso de filtros o el ángulo utilizado para encuadrar, así como una intencionada baja sobreexposición podría causar que el director de fotografía “califique” de forma diferente a la película y no siga el índice de exposición que recomienda el fabricante.

La prolongación del revelado de un negativo subexpuesto para aumentar su densidad (técnica conocida como relevado forzado) suele ocasionar un evidente aumento del grano y el velo sobre la imagen. Es pues, de dos maneras. O una decisión artística que debe ser respetada, o una imposición técnica de la época en la que se rodó.

¿Por qué rodar con grano, pudiendo evitarlo?

Muchos directores fuerzan la presencia de una textura granulada en determinadas escenas por una cuestión estética, y hay que comprender que se trata de una decisión tan relevante para el resultado final del film como el uso de filtros, ajustes de contraste o efectos visuales. No hay que darle demasiadas vueltas. Si el grano está ahí, es porque tenía que estar, siempre que durante el proceso de codificación en Blu-ray se hayan respetado los valores originales.

Muchas películas del Oeste han sido rodadas durante el día y sin embargo usan filtros para que parezca que es de noche. En Traffic Steven Soderbergh se hincha a meter filtros para que la imagen apareza saturada de amarillo en las escenas mexicanas. En Gamer el director de fotografía pensó que tenía que ajustar el contraste hasta que pareciera que los personajes se salen de la pantalla. ¿Y bien? Son eso, decisiones artísticas, que no tienen por qué preocuparnos, porque el cine es arte.

DNR, el enemigo del celuloide

En el año 2006 llegaron los primeros Blu-rays al mercado americano, y con ellos las expectativas en un nuevo y “revolucionario” formato que cumpliría las promesas que el DVD no pudo mantener: esto es, llevar la definición de un cine a los hogares. Y por eso las distribuidoras decidieron que los primeros títulos a editar debían ser espectaculares, con imágenes brillantes y muchos efectos de explosiones. El Blu-ray era cine de acción para llamar la atención de los consumidores.

Pues bien, eso fue un arma de doble filo, porque muchos usuarios pensaban que con el Blu el aspecto de todas las películas debían verse unificados a un único patrón: la definición absoluta. Así, cualquier film con grano o imagen muy suavizada generó las quejas de algunos “early adopters” que entendían que habían pagado por ver FullHD, no artefactos visuales.

Eso provocó que las distribuidoras decidieran editar algunos títulos (no muchos, en honor a la verdad) con nefastos filtros de reducción de ruido (DNR en sus siglas abreviadas en inglés), o de afilado de bordes en la imagen, lo que no sólo resultaba en una alteración de la obra original, sino que producía un empastado visual muy poco conveniente. Uno de los fiascos más recientes fue el BD de Gladiator, plagado de extras, pero con una imagen deficiente.

La remasterización de Minority Report

Cuando la película se estrenó en cines, el director de fotografía Janusz Kaminski advirtió de su textura granulosa. “Queríamos que los espectadores se acercaran a la historia haciéndoles sentir que lo que estaban viendo tenía cierta dureza y suciedad”. Así que utilizó una película “extremadamente granulosa” 800 ASA, y fue muy crítico con las nuevas emulsiones Kodak libres de grano. “Me gusta ver el movimiento del grano en las película. Hay una determinada respuesta emocional, tanto si los espectadores son conscientes como si no, nos distanciamos emocionalemente de aquellas imágenes extremadamente cristalinas. El grano acerca la experiencia a la audiencia y les mete en la historia.” Concluye Kaminski. Adicionalmente, se usó un proceso especial de revelado para aumentar el contraste y el grano y reducir la saturación.

En 2009 Minority Report ha sido remasterizada en resolución 2K usando el negativo original, bajo la supervisión directa del cinematógrafo polaco. De acuerdo con Lou Levinson, experto en colorimetría de LaserPacific, “cuando Janusz Kaminski vio algunas escenas, se quedó atónito al descubrir detalles que nunca había podido apreciar en el cine. Trabajar con 4K de resolución es lo más cercano que puedes estar hoy en día de ver exactamente lo que hay en el negativo original de película”.

Levinson fue capaz de ajustar no sólo la colorimetría, sino también el nivel de grano entre diferentes tomas. “Janusz Kaminski es un cinematógrafo que utiliza la textura y el grano como parte integral de la película. Estaba muy alegre de poder tomar control de cada toma mediante procesado digital, sobretodo por la posibilidad de ajustar el nivel de granulado”.

Fragmento traducido de las declaraciones de Kaminski publicadas en Blu-ray.com

De ese master en HD saldrá la edición en Blu-ray que se editará en Estados Unidos el 20 de abril, y que luego llegará a España. Así pues, no necesito darle una conclusión a este artículo, porque Spielberg y Kaminski ya lo han hecho por mi.

Que ustedes, la próxima vez, disfruten del grano.

Artículo realizado por Jacobo Martínez para 1080b.com

Documentación: Film grain resolution (PDF)Película de cine (Wiki)

57 pensamientos en “¿Grano cinematográfico en Blu-ray? Sí, gracias.

  1. Jose

    Completamente de acuerdo con Roy,además os digo una cosa,si de por si compráis un LED o un LCD de gama media,ya me estáis demostrando que lo que os gusta es el efecto videojuego y no los colores reales,se resalta más el brillo pero ese brillo no es real,si queréis ver una película compraros un plasma,colores reales y no artificiales,fuera verdes radioactivos …
    La mayoría de la gente no sabe ni lo que habla.

  2. bon

    Odio el grano y discrepo en gran parte con el artículo.

    Para mi el grano sólo es aceptable y/o necesario cuando ha sido un requisito del director, como en Los Renegados del diablo, o de una forma más exagerada Planet Terror; donde se pretende trasmitir algo a traves de la textura de la cinta.

    Pero donde el autor del post ve intencionalidad, yo veo una limitación propia de los 35mm y que nadie se esperaba ver hasta la llegada del bluray y la alta definición.

    Cuesta creer que el director pusiera intencionadamente grano cuando los medios de la época no podían mostrarlo, porque el público ni lo veía en las TVs de sus casas, ni en los VHS-DVD ni en el cine.

    Y que conste que a mi un poco de grano no me molesta, pero hay casos en los que cuesta ver algo detras de la “cortina de humo”.. y ahi no hay intencionalidad alguna, por mucho que algunos se esmeren en hacernos ver lo contrario.

  3. Manux

    Concuerdo con la explicación técnica del artículo más no con la parcialidad con que la maneja. Es muy respetable la visión del director, después de todo el cine es un arte pero es difícil de asimilar cuando los medios de comunicación, la tecnología y la mercadotecnia te venden una imagen que de ALTA DEFINICION y no es así.

    Hay algunas películas en Blue Ray que se ven fantásticas y no precisamente de pixar, pero en muchos Blue Rays de películas recientes (no en todos) pueden apreciarse tanto grano que uno se siente realmente presa del engaño. No sería un engaño si el empaque te indicara que incluye el efecto grano o si almenos te diera la opción de reproducir con o sin grano, eso sería justo y honesto. Sería algo así como ver la “edicion del director” si uno gusta. Ahora comprar un Blue Ray es “un volado”.. cara o cruz, no sabes como te va salir.

    Por más que algunos lo defiendan, la verdad el grano en algunos casos se ve TERRIBLE, FEO, TORPE, ASQUEROSO… aveces parecen rios y oceanos de granos bailando salsa por toda la pantalla. Uno se siente estafado. Y quienes ven la película contigo se sienten muy decepcionados.

    ¿Por que no lo muestran en esa cantidad en el cine? o en sus anuncios?
    Nunca vi que se esmeraran en mostrarlo… de hecho me parece que hay algo extraño, no se si se trata de alguna estrategia maquillada de artístico, no me trago la idea de que muchos lo hagan por amor al arte….¿En tantas películas Blue Ray?… probablemente hay algo detrás de todo esto. Pocos lo han de saber y no lo han de querer decir.

  4. Lister

    De acuerdo con Manux totalmente, el grano es para tapar fallos y punto por muchos artículos llenos de paja que se escriban, lo entiendo en películas antiguas que sacan en blu ray pero en películas nuevas (2007 en adelante) que te metan un grano gigante (vease 28 semanas después) pues es incómodo de ver, a mi desde luego no me transmite más emoción ni me mete más en la película verlo así ni creo que a nadie que sepa dibujar una O con un canuto le guste.
    Gastarse una pasta en un aparato y un cd blu ray para verlo así es de tontos por mucho que se promocione su uso.
    Hace tiempo cuando salió el formato muchos actores de hollywood se “quejaron” de que se veian más los defectos en sus lindos rostros, puede ser un motivo.

    “Que ustedes, la próxima vez, disfruten del grano.” es como decir te voy a reventar la cabeza a patadas “disfruta de los moratones”

  5. jgjg

    Cada vez estoy más decepcionado. Me he comprado mi primer blu-ray y ya me voy enterando del tema del grano, precisamente porque la única película que he puesto me decepcionó por eso, y he buscado información al respecto.

    Yo pienso como alguno ha escrito por ahí. Se supone que te compras esto porque lo vas a ver mejor. Y ver ese grano, ya no te digo si es intencionado, no es verlo mejor ¿El DNR es malo porque las caras no se ven naturales? ¡¡Pues ya me contará que tiene de natural ver granitos revoloteando!!…. Uno quiere ver LO MÁS PARECIDO A LA REALIDAD y el paso del DVD al BR no me parece que mejore al respecto. No sé, tendré que trastear y ver más películas. No me quiero precipitar

    Las explicaciones técnicas sobre el grano están muy bien, pero más bien parecen una excusa de quien inventó el formato

  6. jgjg

    ¿Tendrá que ver esto con que el blu-ray, extrañamente, no haya explotado todavía? Y es que, desde que se inventó, no ha acabado de despegar. Todavía es minoritario

  7. alex

    es simple los blu ray son un producto y a uno de consumidor si no le gusta el efecto granulado el director debe de tomar en cuenta esto a ustedes que defienden esa postura no hablan de que cada nuevo formato que sale es un consumo mas para a serle creer al consumidor que el nuevo producto sera mejor que con eso que los responsables de esto lo saben le restan importancia por la sencilla razón que una ves ya el producto comprado por el consumidor que puede hacer uno mas que solo quejarse y ellos con el dinero en sus bolsillos si no recuerden con el vhs y luego que el dvd y si alguien me sale con que es por rescatar el contenido fílmico jjajajajajajaj entonces que lo dejen en una resolución inferior digital pero claro en en formato digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *